martes, 28 de febrero de 2012

OYÓN. FECHA MEMORABLE LA DEL 16 DE OCTUBRE DE 1830

Por Manuel González Pastor 

Es bien conocido el hecho curioso que desde la segunda mitad del siglo XI y hasta la creación del obispado de Vitoria en 1862, la iglesia de Oyón en Rioja Alavesa perteneciera al obispado de Pamplona mientras que las de los pueblos limítrofes, incluidas las del vecino arciprestazgo de Viana pertenecieran al obispado de Calahorra. Sólo a partir del antedicho año 1862 dejó de pertenecer la iglesia de Oyón al obispado de Pamplona pasando al de Vitoria y formando parte del arciprestazgo de Laguardia. El obispo de Pamplona había llevado hasta entonces el título de Abad de la iglesia de Oyón en la que el párroco era su vicario1.

 Según Juan Antonio Llorente: <<…acaso proviene de donación del rey de Navarra Sancho Garcés II, verificada en el primer tercio del siglo X cuando creó el obispado de Náxera, y no existía la villa de Laguardia, pero sí el pueblo de Oyón, llamado entonces Ullón, sito en el valle nombrado valle de Ullone, según consta de la escritura de los votos de Fernán González a san Millán, pues como en aquellos tiempos la demarcación territorial de los obispados se hacía por los reyes, disponían que fuera la diócesis del obispado donatario la población que donaban, según vemos en la parroquia de las santas Masas y santa Engracia de la ciudad de Zaragoza, que pertenece a la diócesis de Huesca por iguales principios. Todo hace creer que el patronato de la parroquial de Oyón es realengo en su origen, aunque lo posea el señor obispo de Pamplona>>2. Pero esos votos, ese documento, del Becerro galicano de san Millán de la Cogolla del año 939”, que Manuel Alvar califica de <superchería>3, no fueron redactados en el siglo X. Se trata de una interesada falsificación realizada en dicho monasterio en el siglo XII, entre los años 1140 y 1143.4. De ahí que el obispo de Pamplona Ilustrísimo Sr. Severo Andriani acudiese a Oyón el día 16 de octubre de 1830 para realizar la confirmación a los siguientes jóvenes:5

 Oyón

 -Jorge Cabredo, hijo de Mateo Cabredo y de Gregoria Sarabia. 
 -Indalecio Sarabia, hijo de Vicente y de Victoria Ansótegui. 
 -Raimundo Esquide, hijo de Rafael y de Juana Díaz.
 -Benito Gastón, hijo de Donato y de Juana Díaz.
 -Bruno López de Pariza, hijo de Lucas y de Salomé Pascual. 
 -Bruno Salvidea de Pariza, hijo de León y de Gertrudis Estavillo. 
 -Lucas Campo, hijo de Martín y de María Santos Gil.
 -Mauricio Sala, hijo de Agustín y de Esperanza Andollo. 
 -Benito Esquide, hijo de José y de María Maestu. 
 -Domingo Esquide, hijo de José y de María Maestu. 
 -Felipe San Juan, hijo de Vicente y de Ángela Ruiz. 
 -Nicolás Cabredo, hijo de Manuel y de Faustina Sarabia. 
 -María Larrauri, hija de Caetano y de María Ulargui. 
 -Alberta Garín, hija de Andrés y de Javiera Garnica. 
 -Nunilo Ladrera, hijo de Jorge y de Plácida Valdez.
 -Eustaquia López, hija de José María y de Francisca Lander. 
 -Ángel Galarza, hijo de Antonio y de Anastasia Fernández. 
 -Damiania Sarabia, hija de Manuel y de Alejandra Andollo.
 -Eusebia San Juan, hija de Pedro y de María Oyardo. 
 -Baldomero Maestu, hijo de Mateo y de Juliana Olalde. 
 -Engracia Sarabia, hija de Felipe y de Dominica Maestu.
 -Isabel Martínez, hija de Ángel y de Bernabea Zuazo. 
 -José Mendiola, hijo de Antonio y de Trinidad Alonso.
 -Marciala Bernedo, hija de Joaquín y de Águeda Zarate. 
 -Segundo Ruiz, hijo de Andrés y de Francisca Ibáñez. 
 -León Marañón, hijo de Pedro y de Martina Pérez.
 -Petra Bernedo, hija de Martín y de Teresa Pascual. 
 -Faustina Pérez, hija de Basilio y de Romualda Domínguez. 
 -Marcelina Gallego, hija de Ambrosio y de Faustina Martínez.
 -José Samallúa, hijo de José y de Águeda Minondo.
 -Eugenio Samallúa, hijo de José y de Águeda Minondo.
 -Maximina Samallúa, hija de José y de Águeda Minondo. 

 Puentelarra: 

 -Toribio Salazar, hijo de Antonio Salazar y de Teodora Ruiz. 
 -Juan Salazar, hijo de Toribio y de María Maltranilla. 
 -Jacoba Salazar, hija de Toribio y de María Maltranilla.
 -Francisco Sáenz, hijo de Francisco y de Juliana Echeluce. 
 -Antonia Sáenz, hija de Francisco y de Juliana Echeluce. 
 -Esteban Sarabia, hijo de Ventura y de Vicenta Gauna. 
 -Canuta Casi, hija de Tomás y de Casilda Ruiz. 
 -Eulalia Zuazo, hija de José y de Pascuala Fernández. 
 -Ildefonsa Gastón, hija de Francisco y de Agatita Esquide. 
 -Tomasa Bernedo, hija de Eugenio y de Manuela Bernedo.
 -Marta Martínez, hija de Zenón y de Juana González. 
 -Saturnina García, hija de Gabriel y de Josefa Mateo. 

 Moreda: 

 -Severino Hernández, hijo de Ramón y de Francisca Garín.
 -Julián Val, hijo de Marcial y de Juliana de Ora.
 -Eusebio Ilarraza, hijo de José y de Gertrudis San Juan. 
 -Saturnino Andollo, hijo de Santiago y de Francisca Garín. 
 -Dámaso Valle, hijo de Timoteo y de Ignacia Zuazo. 
 -Santos González, hijo de Manuel y de Ana San Millán. 
 -Gregoria González, hija de Manuel y de Ana San Millán.
 -Severino Hernández, hijo de don Ramón y de doña Francisca Garín. 
 -Petra Hernández, hija de don Ramón y de doña Francisca Garín. 
 -Toribio Romero, hijo de Bernabé y de Ángela Barruso. 
 -Vitoria Urbina, hija de Dionisio y de Manuela Manrique. 
 -Bruno Urbina, hijo de Dionisio y de Manuela Manrique. 

 Barriobusto: 

 -Maximino Valencia, hijo de Manuel y de María Eraso.
 -Prima Valencia, hija de Manuel y de María Eraso. 
 -Balbina Labega, hija de José y de Teresa Viñiegra. 
 -Matías Fernández, hijo de Inocente y de Eugenia Fernández. 
 -Manuela Fernández, hija de Inocente y de Eugenia Fernández.

 Obécuri: 

 -Miguel Benza, hijo de Miguel y de Baltasara Sáenz. 

 Navarretejo: 

 -Lucas González, hijo de Francisco y de Ángela Sáenz. 

 Soria: 

 -Alejandro García, hijo de don Gregorio y de doña Felipa Díaz. 

 Marañón: 

 -Sebastián Fernández, hijo de Dionisio y de Juliana Pascual. 

 Orduña: 

 -Raimundo Díaz de Durana, hijo de Francisco y de Bernarda de Portillo.

 Logroño: 

 -María Josefa Aramburu, hija de Pedro y de Juana Vidaurre. 
 -Emeterio Mendiri, hijo de Clemente y de María Aramburu. 
 -María Elías Elizondo, hija de Manuel y de Felipa García.
 -Demetrio García, hijo de Vicente y de Antonio Ruiz Aguirre. 
 -Agustín Corres, hijo de Leandro y de Gregoria Martínez.
 -Clotilde Albo, hija de Pedro José y de Antonia Aramayo. 
 -Petra Viguera, hija de Pedro y de Juana Pérez Iñigo. 
 -Martina García, hija de Cosme y de Juliana Belasco. 
 -José Casto, hijo de Juan y de Simona
 -Ramón Moreno, hijo de Ambrosio y de Narcisa Sáenz. 
 -Benito Méndez, hijo de José y de Gertrudis González. 
 -José García, hijo de Juan y de María Carmen Arnedo. 
 -Ramón García, hijo de Cándido y de Marta Alonso. 
 -Saturnina Ibáñez, hija de Luis y de María Fernández. 
 -Cándida Brieva, hija de don Fernando y de Feliciana Galdeano.
 -Josefa Medina, hija de Joaquín y de Cipriana González.
 -Petra Viguera, hija de Cesáreo y de Ignacia Eguiluz.
 -Matías Toledo, hijo de Francisco y de Tomasa Barrio Canal6. 

 Sin duda alguna aquella fecha histórica a la que anteriormente hemos aludido fue la de un día grande, festivo y hermoso, ya desde sus albores el alba anunciaba y presagiaba con sus matutinos resplandores un nuevo día esplendoroso, lleno de fulgor, gozo y algarabía por doquier desde el mismo momento en que, las campanas de la torre bajo la atenta mirada risueña de su ‘giralda’ aupada en lo más alto de la torre comenzaran a tañer con alegría desbordante, llamando y repiqueteando sin cesar el acudir afanosos a la iglesia a forasteros y vecindario donde algo extremadamente importante iba acontecer y dar comienzo. 

 Y tanto entonces como hoy día estamos completamente seguros que la iglesia en su interior vistiese como en los días de gran solemnidad sus mejores galas donde estuviese abarrotada completamente de personal y autoridades de la villa y, sería el auge fluctuoso de emoción cuando el obispo de Pamplona D. Severo Andriani en la celebración de la santa misa confirmase en la fe a todos aquellos jóvenes en número ochenta y cuatro que quisieron dar el sí individualmente y colectivamente en la promesas y renovación de su bautismos, confirmando por sí mismos su mayoría de edad en la fe y el nuevo camino cristiano a proseguir.

Pero todavía hay más que decir de estas horas cristianas vividas en la villa. En esta su visita pastoral el obispo pamplonés un día antes quiso dejar constancia escrita de un nuevo mandato para que su vicario, Juan Romualdo Bados lo haría público en sus exhortos promoviendo con máximo interés el rezo del santo Rosario para aquellos casi 870 vecinos que entonces tenía la villa oyonesa: “Como el ofrecimiento de las obras y trabajos, en unión de los que el Señor padeció por nosotros, sea de tanto valor, rogamos que en los exhortos, intente el párroco con alguna frecuencia animar a ello a los feligreses. Y siendo tan útil el que se acostumbren a presentarse en la iglesia antes de salir a trabajar, se les excitará a que lo hagan y a rezar al alba el santo Rosario con lo que les proporcionará un estimulo eficaz y un gran beneficio espiritual, promoviendo la sólida y tierna devoción de María Nuestra Señora; prometiéndonos que aún cuando no tengan obligación de celebrar el santo Sacrificio en esa hora los eclesiásticos, no faltará alguno que, por caridad, haga ese bien”7. Con este su mandato apostólico y con la eucaristía celebrada y compartida con los confirmandos, familiares, amigos, vecinos y forasteros dio por concluida su visita pastoral a la villa siendo despedido con agradecimiento, respeto y con un gran cariño. Efectivamente esta fecha del 16 de octubre de 1830 fue memorable tanto en lo civil como en lo eclesiástico, un día lleno de gloria y gozo, ameno y cordial donde queda inscrito con letras de oro en la historia de nuestra humilde parroquia. En esta humilde investigación he tenido la satisfacción de recoger con gran alegría en el archivo parroquial de Oyón interesantes noticias en las que se recogen confirmaciones de jóvenes de Oyón realizadas en Logroño y otras relevantes en cuanto a confirmaciones celebradas en Oyón que no fueran celebradas dentro de su iglesia de las que tomamos nota: “En la villa de Oyón día treinta de septiembre de mil setecientos y treinta y siete años el Ilustrísimo Sr. D. Francisco Añoa y Busto obispo de este obispado de Pamplona prosiguiendo su visita pastoral hizo confirmación dentro de la Sala de la Casa de su hospedaje y habitación; Que es propia de los herederos de D. Joseph Martínez del Barranco. Regidor Perpetuo de la Ciudad de Logroño8”. 

 En otro apartado podemos leer: “En la villa de Oyón a veinte y dos y veintitrés días del mes de octubre del año mil setecientos y cuarenta y siete años, el Ilustrísimo Sr. D. Gaspar de Miranda y Argáiz del Concejo de su Majestad obispo de este obispado de Pamplona confirmó en la ermita de San Martín y en su Palacio9”. 

 Cuando hemos hablado anteriormente de la Sala Casa de su hospedaje, habitación y en su Palacio se podría afirmar que estuvo ubicada esta Casa en el singular edificio que se halla situado en el costado levante de la plaza Concepción de época medieval. “Edificio que ha sufrido grandes reformas, pero respetando lo esencial de sus fachadas. Detalles de interés en esta casa de aspecto austero son un blasón con leyenda: “ES DE LOS MORENTIN DE LOS FERNANDECES. BENCER Y NUNCA BENCIDO. 1688”. Y sobre todo, una curiosísima lápida que muestra bajo un calvario del XVII. Su leyenda reza así: “VUESTRO EXERCITO LEAL / A COSTA DE SANGRE Y VIDA / MOSTRARA EN GUERRA CAMPAL / QUE SOIS VIRGEN CONCEBIDA / SIN PECADO ORIGINAL. AÑO 1653”10. Me apoyo al decirlo porque esta Casa era conocida desde tiempo inmemorial trasmitido de generación en generación por todas las personas que la han habitado, ancianos y mayores de Oyón como la “Casa del señor obispo” donde en sus visitas pastorales descansaba y para compaginar el culto del clero en la misma existía una capilla donde se podía orar y servía al mismo tiempo para celebrar la eucaristía siempre que el obispo necesitase de este servicio, en su interior existía una cúpula con frescos pintados dignos de admirar, hoy día desaparecido todo ello debido a su última reforma. 

 También se da otro dato curioso el 22 y 23 de octubre de 1947 en que el obispo confirmó en la ermita de San Martín situada frente a iglesia dando vista al atrio, portada plateresca y el altozano de su mismo nombre. 



 Manolo González Pastor

1 Félix Fernández Murga, “Oyón: <<Lugar de refugio>> para el obispo de Pamplona, Revista de Cultura Ciencias, Historia y Pensamiento, Año 3-2ª Época- Nº 5- Vitoria, julio 1992, pág. 21.
2 Juan Antonio Llorente, tomo III, (Madrid, 1807), págs. 164-165.
3 M. Albar, “El dialecto riojano”, Madrid, Gredos, 1976, págs. 16-17.
4 Antonio Ubieto Arteta, “Cartulario de San Millán de la Cogolla” (759-1076)”. Valencia 1976, págs. 33-40. (especialmente la nota en la pág. 33 y las págs. 37-38) De la misma opinión, Félix Fernández Murga, págs. 27-28.
-Manuel González Pastor, “Fiestas Patronales de Oyón-Oion, el Cachi y otras Tradiciones”, Navarra, 2010, págs. 20-21.
5 Del texto original de los datos sacados del Archivo Parroquial de Oyón, he procurado de su arbitrario vocabulario amoldarlo al actual para su mayor comprensión bajo mi responsabilidad.
6 Archivo Parroquial de Oyón, Libro de Confirmación número 1, año 1830.
Archivo Parroquial de Oyón, Libro de Visitas, mandato número diez (15-10-1830).
8 Ibíd., pág. 31; Debido en aquellos años al mal estado de los caminos y muchas de las veces a las inclemencias atmosféricas transcurrían largos años sin que los obispos viniesen a confirmar a Oyón, no es de extrañar que debido a estos motivos cuando la villa oyonesa lo requería se bajase a Logroño o a otros sitios cercanos para realizar este sacramento de la confirmación. Tenemos ejemplos que así lo atestiguan: El 2 de mayo de 1844 el obispo de Calahorra y la Calzada D. Pablo Abella confirmó a unos jóvenes de Oyón en la Colegiata de la Ciudad de Logroño; el 9 de junio de 1876 el obispo de Calahorra y la Calzada D. Gabino Catalina confirmó a jóvenes de Oyón en Santa María de Palacio de Logroño y un día más tarde en Santiago el Real. Signatura: Archivo Parroquial de Oyón, Libro de Confirmación número 1. 
9 Ibíd., pág. 36 Vº.
10 Victorino Palacios Mendoza y José Ángel Barrio Loza, “Inventario de Arquitectura Rural Alavesa”, 2º tomo, Rioja Alavesa, Vitoria, 1985, pág. 633.
11 Iíd., pág. 52 Vº.
12 Ibíd., pág. 49 Vº.
13 Hoy barrio edificado y con la rotulación de Calle San Martín.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario