miércoles, 14 de noviembre de 2012

Emotivo Racimo de Oro en Lapuebla de Labarca

Lapuebla de Labarca vivió un intenso Día de Acción de Gracias donde la entrega, a título póstumo, del Racimo de Oro a la persona de Antonio Muro Agirre resultó especialmente emotiva. Sus hijas fueron las encargadas de recoger el galardón con el que Ayuntamiento de la localidad quiso reconocer a Antonio Muro como un vecino dedicado siempre "a su pueblo". Una de las hijas tomó la palabra para agradecer el detalle  y recordar que a su padre "seguro que le hubiera gustado, aunque le dejará sin palabras". Recordó dos frases de su padre "al final cada uno queda por lo que es" (Antonio queda en los corazones de todos sus vecinos). Y la otra frase que lo definía, "vamos a merendar a la bodega".  Las fotos son de Monika Alcalde.





No hay comentarios:

Publicar un comentario