martes, 9 de abril de 2013

Riada en Villabuena


RIADA EN VILLABUENA

            El Miércoles Santo íbamos hacia Villabuena mientras una persistente lluvia caía sobre nosotros. Mi mujer con mucha ironía me dijo. –A este paso el río de Villabuena va a ser navegable.

            ¡No sabía, en ese momento, que casi iba a ser realidad!

A las ocho menos cuarto de la tarde se desató una tormenta bastante seria, pero ni más ni menos que otras muchas que han caído en la Rioja Alavesa. Durante media hora el agua cayó con fuerza, (18 litros dijeron al día siguiente)
Lo que no sabíamos era que un poco más al Norte, en las proximidades de Samaniego, los cielos se abrieron y en el mismo espacio de tiempo cayeron más de 40 litros en tan poco espacio de tiempo. El agua desbocada arrastró toda clase de maleza y porquería.

Lo primero unido a lo segundo provocó una importante riada que en el puente de la Iglesia formó un tapón.

En varias bodegas y casas el agua entró por los sumideros de desagüe. En algunos puntos alcanzó más de medio metro en los sótanos y bajos.
No ocurrió nada que no se solucionara con escobas y recogedores de barro. Hubo suerte pero la espectacularidad y el ruido del agua batiendo las paredes del río asustaron a más de uno.

            Al día siguiente se retiraron 5 remolques, bien cumplidos, de basura barro y ramas.

Como daño colateral diremos que nos quedamos sin corriente eléctrica desde las cuatro y veinte de la madrugada hasta las 3 de la tarde.

De todas formas no debemos quejarnos. Bajemos al puente de las cuevas y veremos, a un lado, en una pared de una vieja bodega un letrero en el que se puede leer “Aquí llegó el agua el año de 1646 día 6 de Septiembre” Aproximadamente 4 metros más que la que nos cayó el Miércoles Santo.

Por Alfonso de las Heras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario