lunes, 6 de octubre de 2014

Fracking Ez-Leza en Radio Rioja Alavesa

Una representación del grupo creado bajo el nombre de Fracking Ez-Lez nos visitó en Radio Rioja Alavesa. Las fotos son de Gari Eguiluz. Además nos dejaron el siguiente texto.
SEÑORES DEL FRACKING:
NI PIZZA GRATIS, NI COCINA NUEVA

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha”. (Víctor Hugo).

Queridos convecinos y convecinas de la Rioja Alavesa:
Desde Fracking Ez Leza [1] os trasladamos una serie de reflexiones, algunas preguntas y una invitación.
A menudo en la vida cerramos los ojos ante hechos dolorosos. Es la postura más fácil: no queremos verlo, y pensamos que, si lo ignoramos, nada ocurrirá. Pero sabemos bien que no es así. Cuando se nos informa de que padecemos una enfermedad grave, primero escuchas la noticia con perplejidad, pero no lo asumes. Después te lo repiten, y, cuando te lo empiezas a creer, te rebelas y preguntas con rabia: “Pero, ¿por qué a mí?”. Luego te hundes en la miseria, sin fuerzas… ¡hasta que alguien te infunde el ánimo necesario para luchar!
Esto viene a cuento de una malísima noticia, a su modo tan dolorosa como en el ejemplo propuesto. Esa noticia se llama fracking (técnica de extracción de gas no convencional acumulado en el subsuelo) y tiene que ver con varios proyectos de perforación en marcha que afectarían de forma directa e indirecta a la Rioja Alavesa, tanto los ubicados al Sur de la Sierra de Cantabria como los situados a lo largo y ancho de la Llanada alavesa.
Como en el caso de la enfermedad, en un principio no podíamos creer lo que se nos informaba respecto a una serie de permisos ya concedidos, que, si no lo evitamos, dejarán Araba como un queso gruyere. Es por ello que estamos alertando tanto a quienes no quieren saber del problema como a los que aducen que esto no va con nuestra Cuadrilla, a fin de que abran los ojos. Y es que a este feo asunto bien podríamos aplicarle aquella cita de Ortega y Gasset, que decía: “Toda realidad que se ignora prepara su venganza”.
Por nuestra parte, a medida que profundizamos en el tema aumenta la preocupación. Vivimos las informaciones con una mezcla de indignación, tristeza y aturdimiento, y también con cierto grado de horror. ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que no tiene repercusiones perforar el subsuelo hasta 8 kilómetros, introduciendo compuestos químicos que ni siquiera tienen la decencia de detallar, pero que afectan, entre otros elementos, a los acuíferos? ¿Alguien puede imaginar una técnica más agresiva, en pozos en algunos casos ubicados a escasos metros de las viviendas?
En la Rioja Alavesa podemos decir con orgullo que disfrutamos un medio natural fértil como pocos. Tenemos viñas, tierras para otros usos agrícolas y turistas que disfrutan nuestro tesoro, todo lo cual aporta cierta certidumbre de futuro a las generaciones más jóvenes. Tenemos eso, y más, porque disponemos también de la dignidad de quienes poblamos estas tierras. ¿Y lo vamos a poner todo en riesgo permitiendo unas prospecciones que en otras latitudes han provocado contaminación de aguas, tierras y aire, máxime cuando sabemos por experiencia que la extracción de gas en Araba ha conllevado históricamente problemas muy graves? ¿En qué cabeza cabe que, en esas condiciones, se persiga la declaración de la Rioja Alavesa como Patrimonio de la Humanidad?
La pregunta final sería: ¿estamos dispuestas a vender nuestra tierra y con ella nuestro orgullo, y así permitir que fuercen más todavía nuestro medio natural, solo para que las mismas élites de siempre consigan forrarse por enésima vez? Pues no lo estamos. Ha llegado la hora de decirlo alto y claro. Pero ha llegado la hora no solo de decir, sino de hacer. Por eso os pedimos una reflexión antes de que os pongáis manos a la obra en contra de esta barbaridad. Y proponemos hacerlo no solo en modo-denuncia, no en un sentido de mero rechazo, sino como afirmación positiva de nuestro entorno, nuestra cultura y nuestro futuro, porque hacerlo así es sinónimo de decir Fracking Ez!
Estas son nuestras preocupaciones y nuestro emplazamiento a la acción. Pero también tenemos un aviso para autoridades y empresas. Hace ahora más de medio siglo se produjo un considerable incendio a causa de las perforaciones realizadas en el proyecto Castillo-1, cerca de Gasteiz. Se cuenta que, así como en Estados Unidos tuvieron el detalle de obsequiar con pizza a las personas perjudicadas por un incidente similar, en este caso la empresa perforadora regaló cocinas eléctricas a los afectados. Pues bien: desde este Sur de Araba les hacemos saber que ni queremos pizza gratis ni necesitamos una cocina nueva; que lo que precisamos para vivir, trabajar la tierra y tener futuro es solo que nos dejen en paz, a nosotras y a nuestro preciado medio natural, gure Ama Lurra.



[1] Para quien tenga interés, el contacto del grupo es frackingezleza@gmail.com.








No hay comentarios:

Publicar un comentario