miércoles, 20 de julio de 2016

Recuerdo para Urbano de Barriobusto

Txema Gaona escribió estas frases en recuerdo al amigo Urbano Fernández Apellaniz, Presidente de la Junta Administrativa de Barriobusto-Gorrebusto, recientemente fallecido. Aquí publicamos el texto y las fotos que nos han llegado.
CARTA A UN AMIGO

Hoy es día 8 de julio de 2016. 

Hasta este día han pasado tantas cosas, tantas emociones, que podría escribir días y días sin parar, pero es imposible trasladar al papel todos los sentimientos.
Hace más de 35 años comenzó a forjarse una cuadrilla de amigos en Barriobusto; con el paso de los años, la relación entre algunos de sus miembros se ha ido fortaleciendo cada vez más, hasta establecerse vínculos y lazos muy especiales, más relacionados con lo afectivo y lo emocional. De esto, tú, URBA, tienes mucha responsabilidad, ya que siempre has tenido esa habilidad especial para buscar lo bueno de la gente, para unir, cohesionar al grupo, no para separar: cuantas veces, en los buenos y en los no tan buenos momentos, nos has dicho una frase que se queda para siempre con nosotros:  “La Cuadri es como una familia”. 
Aquellos primeros txamizos (zurracapote de primera calidad le llamábamos), yendo a ver a Ramoncín con la cirila, (por cierto, ¡que poco te gusta montar en moto!), las comidas con los amigos, los disfraces con La Cuadri, hasta que te especializaste y comenzaste a disfrazarte con un estilo único y una gracia impresionante (igual le dejas a Santiago Segura en el paro). Esos partidos del Alavés, los partidos en el Buesa con nuestro equipo del alma…etc.
Las horas y horas que hemos compartido hablando de todos los temas posibles. Te gustaba y disfrutabas con ello: deporte, política, música…etc. Te daba igual. Eso sí, manteniéndote firme y coherente con tus ideas, independientemente de quien estuviera delante, en la defensa de lo nuestro, sin callarte, como debe de ser. Aunque algunas veces se convertía en una discusión, al final siempre llegaba la paz.
Cuánto hemos disfrutado juntos durante todos estos años, en fiestas y no fiestas, en el bar del pueblo, en los txokos, en las celebraciones de San Fausto, San Isidro, Santa Barbara,….etc.  . 
El 31 de julio de 2015 comienzas una maratón. Y ese verano ya no fue verano. Las fiestas no fueron fiestas. 
Once meses. Más de trescientos días. El mejor regalo que nos has hecho nunca. Poco tiempo. Nada de tiempo. O al contrario, una infinidad de tiempo. Qué oportunidad nos has dado para que todos los que te queremos hayamos podido disfrutar al máximo de tu compañía. Qué regalo el poder decirte todo lo que te queríamos y nosotros escucharte decírnoslo.  ¡Qué suerte hemos tenido!.
Cuantos obstáculos te han surgido durante estos once meses, pero tú los has superado luchando. Día a día. Como decías, cuando se complicaban las cosas, “otra piedra más en el camino. A por ella”. Y así, una tras otra.   Superando todas las adversidades. Qué actitud. Impresionante. Menudo ejemplo que nos has dado. Siempre has querido continuar aquí, con todos nosotros.
Hasta el ultimo día has estado preocupado por las cosas de tu pueblo. En el hospital, el 4 de julio de 2016 todavía seguías pensando en cómo estaba funcionando la nueva báscula, en el acuerdo logrado para el arreglo de la plaza del pueblo, tu gran obsesión durante estos últimos años (que mejor homenaje que la misma lleve tu nombre), en la organización de las fiestas de Barrio de este año...etc. ¡Cuántas horas y horas de dedicación y tiempo personal invertidas en mejorar tu pueblo!. Y muchas veces para putas gracias. Ahí lo dejo.
Ayer, día 7 de julio de 2016 (qué fecha más simbólica) era tú homenaje. Tu iglesia, tu pueblo, se llenó de gente. De mucha gente. Como nunca. Amigos, ¿cuántas veces hemos oído estos días decir:  “Uno cosecha lo que siembra”?. Tú has tenido que sembrar mucho y bien para que tanta y tanta gente se haya acercado a despedirte de corazón. Las dantzaris, el Agur Jauna, el himno de tu Deportivo Alavés,… Imagino que te habrás emocionado como nunca. Nosotros sí lo hicimos.
Pero seguro que más emoción ha sido ver a tu hija, Oihane, leer las palabras que te dedicó en la iglesia. ¡Qué fortaleza hay que tener para hacerlo! (¡A quien habrá salido!). Orgulloso tienes que estar. De Mari, tu mujer, que decirte: solamente ella, y solo ella, sabe todo lo que ha pasado y sufrido durante estos últimos 11 meses. Se lo ha quedado dentro, para ella, para que tú no te preocuparas. Pero tú ya lo sabías, y sabías que lo hacía por ti.
Cuantas subidas a las fiestas de la Blanca: esas eran tus fiestas, nuestras fiestas, porque eran especiales por muchas cosas que sólo nosotros sabemos. Moreda, Oion, Labraza, San Fermín, Aste Nagusia…etc.  y por supuesto, las fiestas de tú pueblo, nuestro pueblo, Gorrebusto, como muchas veces te gustaba llamarle: por supuesto que este año también las vamos a celebrar, contigo, por ti, porque sabemos que eso es lo que tú quieres.

Te queremos. Maite zaitugu. Gero arte, URBA.






No hay comentarios:

Publicar un comentario