martes, 16 de agosto de 2016

Carta pública de la Junta de Kimu

Desde la Junta de Kimu nos mandan esta carta:


KIMU y el I.F.B.S., Instituto Foral de Bienestar Social

Para quien no lo sepa, KIMU es un centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual de Alava. Está en Oion y es el centro de referencia de todos los pueblos de Rioja Alavesa.
En estos momentos el centro está obsoleto. Hace casi cuarenta años que funciona (desde 1980) y no se ha hecho una sola reforma desde entonces. No dispone de las condiciones dignas y necesarias que se necesitan para poder trabajar allí.
Ahora hay personas con discapacidad que se tienen que incorporar al centro pero no van a poder hacerlo. Se van a tener que quedar en sus casas privándolas de un derecho que les corresponde. El centro se ha quedado pequeño y ya no hay plazas porque está lleno.
No tienen espacio, ni en el taller para trabajar ni para realizar las actividades que tienen programadas. No tienen espacio para comer, para hacer gimnasia o rehabilitación. Hasta para ir a lavarse los dientes o ir al servicio tienen que guardar cola.
Sus monitores , el personal de oficina y equipo psicopedagogo, están con el mismo problema de espacio. Disponen de un único despacho para todos. No tienen ni una sala para poder reunirse, ni taquillas ni tampoco servicios. Ellos también hacen cola para todo.
Pero lo hacen todo con una sonrisa. La misma sonrisa que nos falta a los familiares cuando vemos las condiciones en las que están y las condiciones que nos hemos cansado de denunciar ante el I.F.B.S. Estamos cansados. En Diputación conocen de sobra esta situación pero parece que no están dispuestos a realizar las obras necesarias que se requieren para que estas personas con discapacidad dejen de estar en esta situación tan inhumana .Porque nunca hay presupuesto.
En plena época de elecciones y de pactos de gobierno, a los familiares se nos prometió que se iba a solucionar esta situación tan caótica. Pero todo ha quedado en falsas promesas. La situación se va alargando y se van pasando la pelota desde el I.F.B.S. hasta el departamento de Arquitectura de la Diputación de Alava.
En plena ola de calor, disponen en KIMU de cinco ventiladores para todo el centro.
¿Aceptaría la Diputada de Bienestar Social , Beatriz Artolazabal, y los trabajadores del I.F.B.S. trabajar en esas condiciones? Me imagino que no, que pondrían solución rápidamente porque así no puede trabajar nadie. En otro lugar o empresa habría quejas y los sindicatos reivindicarían los derechos de los trabajadores. Pero nosotros no, porque si nos quejamos igual nos dejan sin ayudas y sin centro.
Ahora llegan las vacaciones. Esperamos que a la vuelta en Septiembre haya mejorado algo o haya una solución encima de la mesa. Que no sean simples promesas y se pasen a realidades. Porque con la misma sonrisa con la que van a trabajar los ocupantes de KIMU y sus monitores, solo pedimos unas condiciones dignas, justas e iguales a las de cualquier trabajador.

Sólo me queda recordar, desde KIMU, Oion, en el sur de la provincia de Alava, a los responsables, que también existimos,vivimos y trabajamos PERSONAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario