miércoles, 26 de julio de 2017

Reflexión desde ASAFES

Enfermedad mental y estigma en la zona rural

Enfermedad mental. Dos palabras con mucha carga emocional. ¿Pero qué sabemos realmente sobre este conjunto de enfermedades? Son un conjunto de enfermedades más, como otras cualesquiera, pero difieren de algunas porque cargan con un fuerte estigma. ¿Y qué es el estigma? Son los estereotipos, prejuicios e ideas falsas que derivan en discriminación, convirtiéndose en una barrera en la integración de las personas afectadas, dado que dificultan la incorporación de las personas en los servicios comunitarios (vivienda, ocupación, relaciones sociales y familiares, etc.).
¿Pero cómo afecta esto a las personas que las padecen? De manera muy diversa: pueden afectar a la conducta, a la emoción, al pensamiento…
 Las personas que padecen enfermedades tales como esquizofrenia, trastorno bipolar o trastornos de la personalidad, pueden tener diversos síntomas: delirios, alucinaciones, alteraciones en las respuestas emocionales, descuidos en el autocuidado… pueden ser manifestaciones que aparecen en las personas que tienen un diagnóstico de algunas de estas enfermedades, cuando no están debidamente tratadas mediante farmacología y tratamientos complementarios como el apoyo psicosocial.
¿Y debido a qué aparece este estigma? Los prejuicios, el desconocimiento sobre una realidad que todavía se vive como tabú,  cómo enfocan los medios de comunicación esta problemática, son, entre otros, algunos de los mecanismos que influyen en esta discriminación. Además, todo esto puede derivar en autoestigma, cuando la persona afectada interioriza todos esos prejuicios, convirtiéndolos en atributos con los cuales se identifica, dificultando aún más el proceso de integración comunitaria y la mejora en la propia evolución de la enfermedad.
Como vemos, el entorno más cercano de las personas afectadas por la enfermedad mental es fundamental, y cuando se trata de un  entorno rural contamos con una serie  de peculiaridades que dificultan a la persona con enfermedad mental su proceso de integración. Una de ellas es la dispersión geográfica, que hace menos accesibles ciertos recursos asistenciales a estas personas. Por otro lado, el hecho de que las relaciones entre quienes viven en la zona rural son más cercanas puede facilitar el apoyo entre vecinos, pero también puede resultar una dificultad, dado que los problemas familiares se hacen públicos. Si a esto le añadimos el hecho de que la enfermedad mental tiene, por decirlo de algún modo, mala prensa, la situación se complica: la persona con enfermedad mental, debido al estigma, tiende a aislarse más, a tener una menor adherencia a los tratamientos, y a retrasar más la búsqueda de ayuda. La familia, por otro lado, suele intentar esconder el problema y sufrir en silencio su situación lo que tampoco favorece en la evolución de la persona afectada por un trastorno mental.
Por eso es tan importante informar y sensibilizar a la población general. Difundir el mensaje de que la enfermedad mental, como se ha dicho antes, es una enfermedad más; que no hace necesariamente a estas personas ni más violentas, ni más peligrosas, ni incapaces para la vida laboral, ni las priva de la total autonomía, como a veces se puede llegar a pensar. (De hecho los datos demuestran que es más probable que sean víctimas de agresiones, a que sean  los agresores de las mismas).
ASAFES, la Asociación Alavesa de Familiares y Personas con Enfermedad Mental, trabaja a diario con el colectivo y sus familiares ofreciéndoles apoyo y ayuda mediante diferentes programas. Además, también trabaja con la población general, sensibilizando sobre esta problemática y luchando contra el estigma.
Aunque nuestras oficinas y centros de actuación se encuentran ubicados en Vitoria-Gasteiz, trabajamos en todo el territorio histórico de Álava (salvo en valle de Ayala, competencia de ASASAM), con profesionales que se desplazan a los municipios atendiendo de manera individual y en grupo, tanto a personas con enfermedad mental como a las familias.
En Rioja Alavesa, ofrecemos talleres para personas con enfermedad mental, además de un grupo de apoyo para familiares que se reúne de manera mensual. También atendemos a demanda, a las familias o personas con enfermedad mental que lo requieran. Y de manera puntual, a lo largo del año, realizamos monográficos abiertos a toda persona que se quiera acercar.

Asafes: Equipo de zona rural: Sabela Muiño, Vanesa Vadillo y José Miguel Colino Para más información no dudes en contactar con nosotros en el 945288648.





No hay comentarios:

Publicar un comentario